TwitterFacebookPinterestGoogle MapsEmailRSS

Yoga y Pilates

Nuevo horario de nuestro centro de Yoga a partir de febrero de 2020.

Las clases serán impartidas por dos nuevas profesoras a las que algunos ya conocéis con una larga trayectoria docente en estas especialidades. Si queréis más información podéis llamar a Nuria al 620 698 763 

Esperamos que esta vuestra casa se convierta muy pronto en un centro de referencia para los amantes de estas disciplinas.

Mucho se ha hablado, se sigue y se seguirá, de la gran similitud existente entres estas dos disciplinas, pero los que las practican o han practicado entienden las diferencias existentes entre ellas, que las hacen totalmente compatibles. De cualquier modo siempre habrá quien prefiera Yoga o quien prefiera Pilates. Para todos ponemos ambas a vuestra disposición.

YOGA

El yoga (del sánscrito yoga ‘unión’) se refiere a una tradicional disciplina física, mental y espiritual que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Según sus practicantes, el yoga otorga como resultado:

  • La unión del alma individual con la divinidad (Brahman, Shiva, Visnú, Kali, etc.), entre los que tienen una postura religiosa de tipo devocional, y la unión del ser con el todo.
  • La percepción de que el yo es espiritual y no material, entre los que tienen una postura espiritualista.
  • El bienestar físico y mental, entre los que tienen una postura racionalista (atea o agnóstica).

En nuestro centro podrás practicar Hatha Yoga y Yoga dinámico:

Hatha yoga

El Hatha yoga es una parte del raja yoga. Lo que en general se conoce como yoga, es decir el yoga de posturas, en realidad hace referencia al hatha yoga, que es el método de yoga que trabaja en cuerpo físico para facilitar la meditación y que involucra el despertar de la energía vital (prana) en el cuerpo.
El hatha tradicional incorpora posturas para incrementar la flexibilidad y fortaleza, ejercicios de respiración (pranayama), limpiezas, y cierres energéticos (bandhas) y posturas de manos (mudras) para dirigir y potenciar prana.
El hatha yoga liga la respiración con el movimiento, el equilibrio de contrarios y la limpieza y revitalización de los canales energéticos del cuerpo. Hoy se emplea el término para denominar simplemente una práctica de posturas pausada y profunda.
Es una muy buena introducción al yoga, pues es la base de los demás estilos de yoga físico.

¿Quién puede hacer Hatha Yoga?

Cualquier persona puede hacer Hatha Yoga porque su práctica se dirige hacia la relajación y reducción del estrés. No tiene que preocuparte por no ser lo suficientemente flexible o si serás capaz de mantenerse el ritmo de la clase.
Las clases de Hatha Yoga cubren los fundamentos de esta antigua tradición India; así que aprenderás a respirar correctamente y a centrar tu atención en despejar el desorden mental mientras haces varias posturas de Hatha Yoga.

Beneficios del Hatha Yoga

Las clases de Hatha Yoga pretenden enseñar a los estudiantes cómo las posturas básicas del yoga pueden ayudar en la reducción y gestión del estrés – al mismo tiempo que se aprovechan los beneficios físicos de la tradición del yoga.
Hay una gran cantidad de beneficios por hacer Hatha Yoga; tienes flexibilidad, fuerza muscular y tonificación, liberas estrés, mejorar tu postura corporal… la lista sigue y sigue.

Puedes leer más sobre este tipo de yoga y más en la yogateca

 

PILATES

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

La respiración. No se trata de una mera ventilación. Un acompañamiento de la respiración en los ejercicios de pilates, pueden facilitar el movimiento y ayudar a protejer ciertas partes del cuerpo como la parte lumbar, lugar donde se producen la mayoría de lesiónes provocados por los malos hábitos posturales u otros motivos. Conocer la anatomía de la respiración puede ayudar a realizar ejercicios con una mayor efectividad.

La concentración. Para la correcta realización de los ejercicios en Pilates, hay que mantener la concentración, ser consciente de los músculos que se están trabajando, mantener la alineación del cuerpo y la estabilidad durante la ejecución de todo el ejercicio.

El Centro. Relacionado con el centro de gravedad del cuerpo, diferente en cada persona dependiendo de su complexión. Está relacionado con el segmento somático central, el llamado powerhouse, del cual surge todos los ejercicio de Pilates. Su fortalecimiento radia al resto del cuerpo de elasticidad y fuerza.

Control. Regular la ejecución del ejercicio, dominando la técnica. A medida que aumenta la técnica, el control se va perfeccionando. A mayor control, menos errores se cometen a la hora de la ejecución del ejercicio y menos tensión muscular provocamos. La práctica es la mejor amiga de este principio. Pasar de movimientos conscientes a inconscientes y así poder prestar atención a detalles finos.

Precisión. Se refiere a la manera exacta con la que se ejecuta un ejercicio para poder trabajar los diferentes músculos. Los conocimientos de anatomía pueden ayudar enormemente a lograr esta precisión.

Fluidez en el movimiento. Conseguir ejecutar el ejercicio de manera suave y continua.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies